• An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow

logojoci2

Joomla Slide Menu by DART Creations
EspañolFrançaisEnglish
Las organizaciones de inspiración católica juntas por un trabajo decente PDF Imprimir E-mail

Declaración de la JOCI en un seminario patrocinado por la Santa Sede y la OIT


Representantes de organizaciones de inspiración católica y de congregaciones religiosas se reunieron en Roma los 29 y 30 de abril de 2016 con responsables de la Santa Sede y de la Organización Internacional del Trabajo con el objetivo de hacer del “trabajo decente para todos y todas” uno de los objetivos explícitos del desarrollo sostenible después de 2015.

 

En esta ocasión, Luis Vargas, militante de la JOC de Venezuela, hizo una declaración sobre la realidad de la juventud trabajadora en América. Los jóvenes están confrontados a problemas diversos como el trabajo precario, el trabajo informal, el poco acceso a la educación y a la formación, el desempleo, la discriminación, los despidos abusivos, el machismo y el acoso sexual.

 

Trabajo precario: maltrato dentro de algunas empresas, discriminación en el trabajo hacia las mujeres, y malas condiciones de higiene y de seguridad; por ejemplo, en algunos momentos no nos permiten ni siquiera ir al baño, también existen despidos injustificados; contrataciones sin respetar las leyes laborales y hasta acoso sexual.

 

Trabajo informal: no tenemos seguridad social, no existe reconocimiento de los trabajadores de la economía informal; represión y persecución a las y los trabajadores informales, nos creen delincuentes.

 

Educación y capacitación: Acceso limitado, malas condiciones de estudio, pocas oportunidades para continuar estudios.

 

Desempleo:  Dificultad de obtener un empleo al interior de su comunidad, obligación de migrar a la ciudad o a otro país.

 

Problemas específicos de las jóvenes trabajadoras: El machismo es fuerte y muchas veces las mujeres no logran estudios y no se les permite salir de casa a buscar trabajo.   Las trabajadoras de hogar son víctimas de acoso sexual y las trabajadoras que están embarazadas son objeto de discriminación y despidos abusivos.

 

 

En general, las jóvenes no conocen sus derechos y los escasos empleos existentes las obligan a aceptar ofertas muy precarias y sin horario mínimo. Los gobiernos no protegen a las jóvenes y no hay políticas que garanticen lograr trabajos dignos.

 

A nivel mundial, las multinacionales dominan las economías nacionales y definen las reglas del juego.  La lucha por la acumulación de la riqueza promueve una economía basada en la especulación financiera, el consumo permanente y la flexibilidad de los trabajadores.  Los grandes empresarios se enriquecen en detrimento de los jóvenes trabajadores.

 

Las consecuencias para los jóvenes trabajadores son duras: problemas para cubrir gastos mínimos de alimentación y condiciones básicas de vida, enfermedades ocupacionales para millones de jóvenes, cansancio extremo, pérdida de espacios de vida social y de tiempo libre, pérdida de motivación para organizarse e identificarse con el movimiento.

 

Frente a esta realidad, los jóvenes católicos del mundo entero no se quedan callados.  Pensamos que nuestra evangelización consiste en transformarnos a nosotros mismos y transformar la sociedad.  Hace parte del legado de Cristo, el cual vive en cada joven trabajador y trabajadora.

 

Nuestras principales acciones y reivindicaciones en el continente son las siguientes:

 

Graffiti (Tienda de ropa - Venezuela): Lucha por el respeto a la estabilidad Laboral, el pago de salario digno y el derecho a la sindicalización.

 

Minas de Sal (Autogestión - Haití): Lucha por la ayuda financiera del gobierno para la reparación de la calle que sirve al transporte del producto y encontrar mercado para la comercialización.

 

Trabajadoras de hogar (Perú): Por la aplicación de la convención 189 de la OIT y salario justo.

 

Maestras (Guatemala): Lucha Por la estabilidad laboral y mejores condiciones de trabajo

 

Maquilas (Nicaragua): Lucha por mejores condiciones de trabajo y salarios justos.

 

Centros de formación (Paraguay): Por una mejor calidad de educación que prepare para la vida y el trabajo.

 

Jóvenes deudores (Quebec): Contra las deudas impagables adquiridas por los jóvenes en las entidades financieras para poder vivir.

 

Creemos y luchamos por

¡Un trabajo justo y digno para todos y todas!


 
TwitterFacebook

All Rights Reserved - 2011 - JOCI-IYCW