• An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow

logojoci2

Joomla Slide Menu by DART Creations
EspañolFrançaisEnglish
Celebración del Primero de Mayo en Laeken: ¡Cardijn es siempre actual! PDF Imprimir E-mail

Desde 1977, cada año del 24 al 30 de abril y el 1° de mayo, la JOCI organiza actividades y acciones para celebrar la Semana Internacional de la Juventud trabajadora (SIJT) y el día del Trabajo. Este año 2017 no podía ser diferente.  En los cuatro rincones del mundo, los jóvenes trabajadores y trabajadoras militantes de la JOC realizaron acciones contra la precariedad y la inestabilidad del empleo, contra las desigualdades existentes en todos los campos de su vida. Denunciaron los problemas sociales, políticos, económicos y culturales que siguen afectando las condiciones de vida y de trabajo de millones de jóvenes mujeres y hombres en todo el mundo.

 

En Bruselas, para terminar la Semana Internacional de la Juventud Trabajadora, la JOCI participó activamente en la celebración del Primero de Mayo en Laeken. Celebró los 50 años de la muerte de Cardijn y reafirmó con entusiasmo “¡Cardijn siempre actual!”

 

La celebración tuvo lugar en la Iglesia Nuestra Señora de Laeken en Bruselas donde se encuentra la tumba de Cardijn. Cerca de 600 personas, militantes actuales de la JOCI y antiguos jocistas acompañados de otros antiguos de Francia, de América, de África y de Asia, tuvieron la oportunidad de participar en el evento.

 

La fiesta del 1° de Mayo es un símbolo del sufrimiento, de la sangre, y sobre todo de las reivindicaciones y luchas de los trabajadores. Jóvenes trabajadores aportaron su testimonio durante la celebración.

 

Según Martin de la JOC de Bélgica, Cardijn es siempre actual. “Tenemos fe en la dimensión universal y permanente de la JOC y en su vocación de juntar a todos los jóvenes trabajadores.  Se dice que las organizaciones nacen y viven en la fe y mueren en la burocracia. La JOC vive y nuestra fe es ardiente. Esta fe se encarna cotidianamente en la acción de los jocistas y en sus medios de vida. Tenemos fe en la juventud trabajadora, en su capacidad de dirigir el movimiento y en llevar a cabo la lucha por la dignidad de todos los jóvenes trabajadores”.

 

 

Para Martin, “lo que une los jóvenes en toda su diversidad dentro de la JOC es el método del movimiento, siempre actual, siempre pertinente, donde la simplicidad se iguala a su riqueza.  Es la práctica de ese método que permite hacer evolucionar el movimiento para que sea siempre lo más próximo posible a los jóvenes trabajadores. Vivir en su siglo es una de las enseñanzas de José Cardijn”.


El testimonio de Adbul Alamyar, del MUG, de la sección de Bruselas de la KAJ comparte la reflexión de Martin. Abdul demuestra esta vida y esta fe ardiente de la JOC que está en acción continua en la realidad cotidiana, haciendo frente a los desafíos sociales y más específicos de la juventud.

 

Abdul que viene de Afganistán y es solicitante de asilo cuenta su itinerario particular: «Hace más o menos 4 años, participé en el campamento de la KAJ. Un amigo que estaba ya en el grupo me invitó. Después de dos años me involucré en el grupo de responsables. Tenemos nuestro local cerca del pequeño Castillo (centro de acogida para las personas que solicitan el asilo) llamado ‘Voyaach’, lo que quiere decir que estamos en camino”, con una parada en Bruselas, procediendo de una región que conoce la guerra. El local se ha convertido en nuestra segunda casa. Hablamos de la vida, de nuestro futuro, de la igualdad y la desigualdad en el mundo.”

 

Para Ludovicus Mardiyono, presidente saliente de la JOCI (2012-2016), el mensaje de Cardijn “es potente y lleno de inspiración. Está basado en su experiencia concreta y las experiencias de los jóvenes trabajadores con los que vivó. No solamente da frutos, también se multiplica.  Iniciada con un pequeño grupo de mujeres jóvenes en Laeken-Bruselas en 1912, hace ahora más de 100 años que la JOC contribuye de múltiples maneras a cambiar el mundo gracias a sus líderes y a sus acciones”.


Mardiyono invitó a todos a seguir apoyando el movimiento. Para él no hay ninguna razón de dudar de la pertinencia de Cardijn.  Ahora, si ustedes están de acuerdo conmigo y quieren continuar extendiendo el impacto del patrimonio de Cardijn, en nombre de la JOC Internacional, del Secretariado Internacional y de la Asociación Internacional Cardijn, los invito a abrir su espíritu y su corazón y a tomar iniciativas para, junto con los líderes de la JOC, desarrollar el movimiento a través del mundo y multiplicar sus acciones”.

 

Durante la celebración, el obispo de Bruselas Mgr Jean Kockerols hizo una homilía muy apreciada. Ampliamente centrada sobre la actualidad de Cardijn, notó 5 desafíos a los que se enfrenta el mundo actual y planteó las siguientes preguntas: “Y ¿si Cardijn volviera? ¿Cómo se dirigiría a los jóvenes trabajadores? Y, a través de ellos, ¿qué nos invitaría a ver? ¿Cómo nos ayudaría a juzgar? ¿En qué sentido nos llamaría a actuar?

 

Después de la celebración eucarística, los participantes fueron invitados a visitar en la iglesia la exposición permanente sobre Cardijn y el desarrollo de la JOC Internacional y a visitar los stands de las JOC, de la JOC internacional y del Centro de formación Cardijn.

 

Como siempre, el mensaje central de Cardijn: “Un joven trabajador, una joven trabajadora valen más que todo el oro del mundo” sigue siendo une fuente de inspiración que nos invita a continuar nuestras acciones y nuestra lucha por un trabajo justo y una vida digna, la protección social, la igualdad entre los géneros y una educación de calidad.  Nos motiva a continuar nuestro combate por un convivir mundializado, luchando por la Justicia y la Fraternidad.

 
TwitterFacebook

All Rights Reserved - 2011 - JOCI-IYCW