• An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow

logojoci2

Joomla Slide Menu by DART Creations
EspañolFrançaisEnglish
Los derechos de los migrantes son derechos humanos, no importa dónde y cuándo PDF Imprimir E-mail

 

El Foro de consulta de la sociedad civil de las Islas del Pacífico sobre el Pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular fue una respuesta dada por las partes interesadas de la sociedad civil que reclaman que las migraciones hacia y desde la región del Pacifico se hagan en dignidad.  Esta consulta regional fue organizada en Fiji los 2 y 3 de noviembre de 2017 por grandes organizaciones de la sociedad civil, entre otras el Foro de migrantes de Asia, Justicia y Paz y el Sydney Asia Pacific Migration Center. La Juventud Obrera Cristiana Internacional (JOCI) de Asia Pacífico estuvo representada por Nanang Ibrahim.

 

El foro reunió a representantes de organizaciones no gubernamentales, de movimientos de jóvenes, de sindicatos, de instituciones educativas, del sector empresarial, como también a particulares, que discutieron de cuestiones fundamentales en materia de derechos humanos y de buena gobernanza en relación con el proceso de implementación del Pacto mundial de la ONU sobre la migración.

 

Aspectos clave en la región de Asia Pacífico


Según las estimaciones de un informe de las Naciones Unidas, Asia Pacífico cuenta con 62 millones de migrantes procedentes de todo el mundo, y la región está al origen de las migraciones internacionales de más de 102 millones de personas. Se trata principalmente de migraciones de mano de obra en el marco de las cuales los migrantes aceptan empleos poco calificados en países en desarrollo.  El año pasado, las transferencias de dinero operadas por los trabajadores migrantes de Asia Pacífico hacia sus países de origen se elevaron a casi 269 mil millones de dólares, lo que representa una parte importante del producto interno bruto de algunos países.

 

Sin embargo, son muchos los migrantes que están confrontados a la discriminación y a la violación de sus derechos debido a su raza, su género, su origen étnico o su cultura. Como no ciudadanos en sus países de residencia, y como no residentes en sus países de origen, los migrantes son a menudo olvidados tanto en el país de acogida como en su país de origen.

 

Los principales problemas que enfrentan los migrantes son especialmente el trabajo estacional, el incumplimiento del contrato de trabajo, la ausencia de seguridad social, la explotación, las desigualdades de género, los bajos salarios, la privatización de los servicios públicos y la mercantilización.  El foro ha condenado vivamente el tráfico ilícito de personas, incluido el de los menores no acompañados y de mujeres en situación de vulnerabilidad, el trabajo forzado y las formas contemporáneas de esclavitud.

 

Creencias y valores fundamentales


En primer lugar, como derecho humano, la vida humana es sagrada.  La protección de la seguridad, de la dignidad y de las libertades fundamentales de todos los migrantes del Pacifico que entran en la región o que salen, es, en toda circunstancia, una obligación.  A nivel espiritual, el acento fue colocado sobre el conocimiento holístico y la relación de dependencia entre los seres humanos y la naturaleza.

 

El foro declaró que “ateniéndonos a los valores de reciprocidad,  resistencia , consulta y diálogo promovidos por la región del Pacífico, apoyamos la idea de que se deben promover alianzas más sólidas entre los países del Pacífico, los gobiernos, las organizaciones regionales, las ONG, las organizaciones de la sociedad civil, los sindicatos, los jóvenes, los actores del sector privado, las instituciones educativas, los investigadores, las organizaciones de migrantes y las asociaciones confesionales, con el fin de reforzar las colaboraciones estrechas que facilitan y garantizan las migraciones seguras, ordenadas, regulares e inclusivas en el Pacífico”. Agregó que la voz del Pacífico debe ser oída en todos los diálogos y procesos importantes rigiendo las migraciones inducidas por el cambio climático a nivel nacional, regional y mundial, dando lugar a instrumentos vinculantes”.

 

Las migraciones y los Objetivos de desarrollo sostenible


La Agenda 2030 reconoce el valor económico de los migrantes: los trabajadores migrantes son expresamente tomados en cuenta en el Objetivo 8 sobre el crecimiento económico y el trabajo decente para todos, y están claramente mencionados en la meta 7 del Objetivo 10 que llama a facilitar “la migración segura, regular y responsable de las personas, incluso mediante la aplicación de políticas migratorias bien gestionadas”.

 

Es cierto que las migraciones y las transferencias de dinero constituyen un aspecto importante del desarrollo de un país, pero los gobiernos deben reconocer que los migrantes se encuentran en una situación precaria y deben tener como principio de “no dejar a nadie de lado”. El grupo llamó a los gobiernos del Pacífico a repensar y a movilizar los recursos, mecanismos y tecnologías necesarios para una mejor protección y una asistencia mayor, un desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza y la prevención de conflictos que se basen en los valores de los países del Pacífico.

 

El cambio climático


Un comunicado conjunto elaborado en el foro precisa que “el cambio climático es motivo de profunda preocupación para los países de las islas del Pacífico. Constituye una amenaza existencial, especialmente porque genera una pérdida de tierras causada por la erosión costera y las inundaciones, provoca una pérdida de autodeterminación, constituye un obstáculo para el acceso al agua, atenta contra la soberanía alimentaria, desarraiga y desplaza a las poblaciones del Pacífico que mantienen relaciones espirituales y culturales con su tierra y el mar. Esas relaciones se reflejan especialmente en el entierro de los cordones umbilicales en la tierra y en los derechos hereditarios de los pueblos del Pacifico que simbolizan su profunda relación con la tierra y el océano. Los gobiernos de las islas del Pacífico deben considerar como una prioridad las migraciones inducidas por el cambio climático y promover su reconocimiento e inclusión en el Pacto global para una migración segura, ordenada y regular”.

 

Acción prioritaria:  los derechos humanos de los migrantes


La mayoría del tiempo, los migrantes están forzados a vivir y a trabajar en condiciones de precariedad y de vulnerabilidad. Tienen miedo a quejarse porque serán privados de sus derechos y libertades. Esto conduce a menudo a discriminaciones, a su explotación y a su marginalización.

 

Diversos grupos presentes en el foro continuarán su labor de alegato a favor de los derechos de los migrantes, incluyendo una vida digna y un trabajo decente.

 

La JOCI seguirá con su programa local de formación centrado en las competencias y cursos de idiomas, con el objetivo de facilitar la integración social de los migrantes y de los refugiados. Nos referimos aquí a una acción implementada por la JOC Australia. Una iniciativa similar es desarrollada en otro continente, Europa.

 

La JOCI aboga por un enfoque de la migración basado en los derechos humanos, colocando los migrantes en el centro de las políticas migratorias y de la gobernanza. Los migrantes deben gozar de una igualdad de oportunidades, especialmente una igualdad de acceso a la educación, a la salud, a un trabajo justo, a la vivienda y a otros programas y políticas gubernamentales.

 
TwitterFacebook

All Rights Reserved - 2011 - JOCI-IYCW